Píldora vibratoria para el tratamiento del estreñimiento en diabéticos

La diabetes es una enfermedad que en su evolución puede llegar a originar serios trastornos en la motilidad del aparato digestivo. Uno de ellos es el estreñimiento pertinaz debido a que los niveles altos de azúcar en la sangre llegan a inhibir la función de los músculos y nervios del colon o intestino grueso.

Hasta ahora, el único tratamiento disponible es la administración de fármacos laxantes para conseguir mejorar la frecuencia de las evacuaciones con mayor o menor éxito, pero es posible que dentro de poco tiempo estos medicamentos queden relegados a un segundo plano debido a nuevas tecnologías en investigación.

pildora-vibratoriaAsí, en el Hospital Metodista de Houston, varios investigadores israelíes están probando una píldora inocua que se ingiere por boca, de pequeño tamaño y que tiene una pila y un motor biodegradables. Su función es generar vibraciones imperceptibles con el fin de estimular el intestino grueso, aumentar por tanto sus movimientos naturales y, de esta forma, facilitar la evacuación. El mecanismo es simple, la píldora agrega movimientos a los que se producen de modo natural dentro del colon y sus efectos mecánicos imitan a las contracciones musculares naturales que van empujando las heces hacia el ano para su expulsión.

El doctor Eamonn Quigley, jefe de Gastroenterología del Hospital, explica que antes de ingerir la píldora se debe cronometrar su motor para que se active al llegar al colon. Se calcula que desde el momento en que el paciente ingiere la píldora y recorre todo el tubo digestivo hasta que alcanza el colon, pasan unas 3 horas aproximadamente. Cumplido este periodo de espera programado, el dispositivo se activa al llegar al colon para producir vibraciones que lo estimulen.

Esta píldora se fabrica con una tecnología similar a la usada para fabricar la cápsula endoscópica (pillcam) que graba en video las imágenes del tracto digestivo y también se ingiere por boca. La píldora vibratoria, fabricada con materiales compatibles con los tejidos humanos, es totalmente inocua y no produce ningún daño en el organismo. Además, contiene una diminuta pila y un pequeño motor que son biodegradables y está completamente sellada descartando la posibilidad de envenenamiento. Otra ventaja de esta píldora es que no interfiere con ninguna medicación que tome el paciente.

La píldora es de un solo uso, siendo desechada tras su expulsión al evacuar, y el consejo es que se tome una píldora cada tres días.

El doctor Eamonn Quigley supervisa los estudios de esta nueva tecnología médica desarrollada por la empresa israelí Vibrant y el Centro Médico Sourasky de Tel Aviv (Israel), y considera que la píldora aún se encuentra en la fase inicial de un ensayo piloto en los hospitales Metodistas de Cleveland, Boston y Houston. Se estima que será necesario 1 año y medio más de pruebas clínicas antes de demostrar su efectividad y presentar su aprobación ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU. Posteriormente, una vez aprobada por este organismo americano podría llegar a España unos meses más tarde.